UNA SALAMANCA PARA VIVIR



Después de cuatro años en el Ayuntamiento de Salamanca con cuatro concejales, nos unimos de nuevo en la coalición ciudadana formada por Ganemos Salamanca, Podemos, IU y Equo para cambiar la alcaldía de la ciudad.

¿Por qué ha llegado la hora del cambio? Porque esta vez sí tenemos una oportunidad verdadera de gobernar y convertir Salamanca en una ciudad para trabajar y para vivir, bien gestionada, libre y democrática; una ciudad de la cual no tengan que marcharse los jóvenes y a la que puedan volver los emigrados; una ciudad que planta cara al desempleo, la despoblación, la corrupción y el amiguismo al que nos han abocado décadas en manos de dirigentes que creen que la gestión pública es su empresa privada.

Nuestra oposición municipal ha supuesto un revulsivo en el control efectivo del gobierno: ha logrado evitar despilfarros por valor de más de veinticuatro millones de euros. Y contra sus abusos ha defendido la ley en los juzgados en más de una veintena de ocasiones.

Pero además hemos puesto encima de la mesa un programa político alternativo que ha calado hasta en el propio gobierno municipal y el resto de grupos. En este tiempo en el Ayuntamiento hemos logrado la experiencia necesaria para gobernar. Y tenemos la férrea determinación de poner en marcha nuevas políticas orientadas a la reindustrialización verde, el fomento de un empleo de calidad y un turismo sostenible, compatible con una ciudad hecha para las personas, que atienda con especial cuidado a aquellas más vulnerables.

Vamos a poner la política de nuevo al servicio de la gente de Salamanca.